osteoartrosis

Osteoartrosis; una de las principales causas de discapacidad en el mundo

#Osteoartrosis   #Salud

La osteoartrosis (OA) es considerada como una los cinco principales causantes de discapacidad en el mundo y se estima que, para el 2025, más de 350 millones de personas la padecerán.[1]

Existen muchas afecciones y dolencias que la pueden causar, como el sobrepeso, lesiones, debilidad muscular, daños en los nervios que suplen las zonas de las articulaciones e incluso, factores hereditarios.

Aunque la OA puede afectar cualquier articulación, ocurre más a menudo en las rodillas, caderas y columna vertebral. En menor ocasión, afecta las muñecas, los codos o los tobillos.

Es por esta razón, que este  12 de octubre en el día Mundial de la Osteoartrosis, los especialistas hacen un llamado a la población para generar conciencia en que además de la detección oportuna, es importante prevenir o postergar la aparición de esta enfermedad, tomando en cuenta  algunas recomendaciones como realizar ejercicios de bajo impacto de manera regular, para mejorar la salud articular; controlar el peso, a fin de evitar generar mayor carga en los huesos, cartílagos y articulaciones; realizar pausas activas; y mantener una dieta balanceada.

La Asociación Panamericana de Reumatología la describe como una enfermedad crónica y degenerativa, que se origina con el pasar del tiempo por el desgaste del cartílago que protege los huesos, sin embargo, lesiones en la rodilla y caderas aceleran el proceso de degeneración.[2]

El  Dr. Rony Calderón , Gerente Médico de Sanofi,  comentó que la osteoartrosis puede ser fácilmente detectada si el paciente identifica las señales de alerta como el dolor, la rigidez, el crujido y la inflamación de las articulaciones.

“Al presentar cualquiera de estos síntomas, el paciente deberá asistir al médico para que lo evalúen y realicen una radiografía a la articulación. Cuando no hay certeza con este primer examen, es necesario hacer una tomografía o una resonancia magnética, a fin de confirmar el diagnóstico. En el Día Mundial de la Osteoartrosis hacemos un llamado a la prevención y a un diagnóstico temprano de la enfermedad, a fin de ofrecer una mejor calidad de vida al paciente”, agregó el médico.

A pesar de la fácil detección de la Osteoartrosis, normalmente las personas confunden los signos con molestias temporales y esperan más tiempo del debido en buscar atención médica. “En algunos casos los pacientes recurren, incluso, a la automedicación, lo que puede conllevar el incremento del dolor hasta el punto de afectar la vida cotidiana del paciente a largo plazo, por generar insomnio y falta de concentración. Por otra parte, el sedentarismo a raíz de la incomodidad, propicia la aparición de otras enfermedades crónicas como obesidad, la diabetes, la hipertensión o el aumento de grasas en la sangre”, enfatizó Calderón.

Ante este padecimiento, los especialistas enfatizan en la importancia de recibir tratamiento de forma oportuna, ya sea con suplementos, con analgésicos tópicos u orales y/o diferentes modalidades de terapias aprobadas para el manejo de pacientes con desgaste de la articulación.

“Entre los distintos procedimientos destaca la técnica de viscosuplementación de alto peso molecular, que consiste en una inyección que lubrica y amortigua la articulación de la rodilla con derivados de ácido hialurónico, una sustancia que está presente de manera natural en el organismo. Esta opción ha demostrado retrasar hasta por siete años la cirugía, aún en los casos avanzados de la enfermedad”, concluyó el Dr. Calderón.

La tasa de relación de la presentación de la enfermedad es de 4.8:1 (significa que por cada 4.8 mujeres, un varón presenta la misma). Alrededor del 80% de los enfermos, tienen más de 65 años y se dice que el 50% de los pacientes arriba de estas edades, tendrán evidencias radiográficas de enfermedad osteoarticular, con o sin síntomas[3].

Sin embargo, esta enfermedad está dejando de ser una enfermedad solo del adulto mayor, ya que la incidencia en pacientes jóvenes (35-44 años), ha aumentado 4 veces desde 1990 a la fecha, sobre todo debido a la obesidad y a las prácticas de deportes de alto impacto (correr, deportes extremos, y actividad física de alto impacto como es el crossfit, entre otros)[4].

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .