¿Quién es el verdadero “Grinch” que se puede robar la navidad? El dinero $$$$$

#aguinaldo   #administración  #consejos

Por: Roberto J Ramírez Alas

Tradicionalmente en esta época, comienza lo que es para muchos la temporada más alegre del año: para los pequeños viene Santa Claus y mantienen la esperanza que les traiga los obsequios que tanto han anhelado; y, para los grandes es la época de volver a conectarse con  familiares y amigos por lo que inician los esperados convivios. Pero, por supuesto para que esta temporada festiva sea exitosa muchos trabajadores se ayudan  del “maravilloso aguinaldo”.

Pero ¡cuidado! Si el aguinaldo no es administrado apropiadamente, puede resultar en ocasiones insuficiente, por ello vale la pena tomar un par de consideraciones para lograr mantener una estabilidad financiera  durante la temporada navideña. A continuación les comparto unos consejos que he aprendido a lo largo de estos años:

  1. Noviembre de ofertas. Entre tanto, aprovechemos las nuevas costumbres de nuestro principal socio comercial, Estados Unidos. Cada año es más frecuente en la región el “Black Friday” o el “Cyber Monday” los cuales se llevan a cabo un día después del día de acción de gracias y el lunes siguiente del mismo, respectivamente, fechas en las que como parte de las estrategias de mercadeo se ofrecen ofertas y descuentos significativos. Con qué necesidad esperar hasta diciembre para iniciar con las compras navideñas, cuando se tiene un noviembre de ofertas.
  2. APPs de planificación. Seguramente no es la primera vez que escuchan sobre el tema, pero la palabra mágica para llevar a cabo cualquier proyecto es: “PLANIFICACIÓN”. Pero en este caso, no es necesario apuntarlo en un papel que podemos olvidar o en un Excel que no podemos llevar con nosotros todo el tiempo. Existen varias aplicaciones móviles disponibles, una de las más recomendables es: Gift List Lite. La idea es simple: primero se necesita un golpe de realidad al preguntarse ¿Cuánto están dispuestos a gastar por regalo? y,  ¿Cuántos regalos son en total? Las respuestas a estas dudas nos permitirá dimensionar cuanta capacidad se tiene para gastar en regalos. Segundo, hay que calibrar ese monto, valdría la pena considerar en bajar el monto por regalo o inclusive sacar a alguien de la lista. Tercero y último, administrarlo, la realidad nunca es como uno lo planifica, lo ideal sería encontrar regalos más económicos de los planeados, pero si en ocasiones se compra un regalo pagando Q20.00 más de lo planeado pues entonces de los otros regalos pendientes hay que buscar uno que me cueste Q20.00 más barato y así se mantiene el balance de lo planificado.
  3. Cuidado con la frase “adelanto de salario”. Si claro, a todos nos gustaría recibir un mes o dos meses o, inclusive seis meses de salario adelantado, pero eso significa en pocas palabras que por adelantar mi capacidad de consumo HOY tendré que reducir mi capacidad de consumo MAÑANA. Si el adelanto es muy agresivo y en los próximos meses no se alcanza a tener suficiente dinero para tener un nivel mínimo de consumo deseado, resultará en buscar alguna fuente de financiamiento que logre cubrir ese faltante, por ejemplo buscar otro trabajo, horas extra u otro préstamo, así que cuidado con cuánto se adelanta.
  4. ¿Qué deben tomar en cuenta si lo que van a solicitar es un préstamo navideño o usar su tarjeta de crédito? Primero que nada vale la pena aclarar que los préstamos no son malos, sin ellos no se tuviera acceso a muchas cosas que están fuera del alcance con un simple ahorro como son una casa, un carro, una refrigeradora o inclusive un viaje. Pero, en múltiples ocasiones me he percatado, que se recomienda buscar la tasa de interés más baja porque ahí está el beneficio, a pesar de que esa afirmación es correcta, para el caso de préstamos personales no es la forma ideal de analizarlos. Para este tipo de préstamos es muy difícil negociar tasas con los bancos u otros financieros, la pregunta a responder es ¿Tengo la capacidad de pagar la cuota que me solicita el banco? Se facilita mucho contestar esta duda cuando  se tiene cierto conocimiento sobre  a cuánto ascienden mis gastos o consumo mes a mes. Por ejemplo, si mi salario al mes es de Q.1,000.00 y mi consumo es de Q.950.00 , ¿puedo pagar un préstamo cuya cuota mensual es de Q.200.00? La respuesta es NO, lo más que se podría pagar es una cuota de Q. 50.00. Lo que hay que maniobrar por un lado es el monto del préstamo que se está solicitando, valdría la pena ajustarse y bajarlo; por otro lado se podría considerar revisar el plazo en que se está solicitando, al aumentar el plazo de por ejemplo seis meses a un año, se podrá reducir el tamaño de la cuota aunque también esto repercutiría en pagar más intereses dado que se tendrá más tiempo el préstamo. Pero nuevamente, el objetivo es tener la capacidad de pagar la cuota no solo reducir el interés que se paga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.