Los biodegradables ¿son una solución?

#Ambiente   #biodegradables    #RescueThePlanet

Los desechos que genera el plástico es un problema a nivel mundial.  Aunque los desechos de plástico se producen en la tierra y contaminan la misma, también provocan problemas en el océano, llegando a constituirse del 50-80% de los desechos sólidos en el mar.   De hecho, se estima que, si se continúa con el mismo ritmo de consumo de plástico de un solo uso, habrá más plástico que peces en el océano para 2050.

Algunos creen que una manera de afrontar el problema es utilizar plásticos biodegradables, como una solución favorable al medioambiente, un ejemplo de ello son las bolsas biodegradables.    A primera vista puede parecer una buena solución, pero ¿es realmente más ecológico?

La buena teoría de los plásticos biodegradables es que se trata de plásticos que los microorganismos (bacterias u hongos) pueden descomponer en agua, dióxido de carbono (CO2) y otros biomateriales.     Es importante subrayar que los plásticos biodegradables no están fabricados necesariamente con biomateriales (p.ej, con plantas).  Muchos plásticos biodegradables están fabricados a partir del petróleo igual que los plásticos convencionales.

Considerar los plásticos biodegradables como una solución alterna, podría incluso empeorar el problema, puesto que las personas pueden pensar que  “el problema está resuelto” y que no pasa nada por tirar esos productos en calles, ríos y mares. Por ejemplo, una bolsa de plástico, aunque sea biodegradable, tirada encima de un arbusto tardará muchos años, y no días como algunos piensan, en desintegrarse.  Incluso la cáscara de un plátano tarda de 1 a 3 años en biodegradarse.

“Además los plásticos biodegradables requieren unas condiciones muy especiales para biodegradarse correctamente (microorganismos, temperatura y humedad), son condiciones que solamente se pueden obtener en un laboratorio y si no se hace de la forma apropiada, pueden ser aún más nocivos para el medioambiente que los plásticos convencionales.  Cuando los plásticos biodegradables se entierran (cosa que se debe evitar en cualquier circunstancia) producen durante su descomposición gases de efecto invernadero peligrosos”, explica el director de Rescue the Planet Sergio Izquierdo.

“Los actuales plásticos “biodegradables” no son la alternativa sostenible, respetuosa del medio ambiente que a menudo se nos presenta como una opción para el problema de contaminación por plástico de un solo uso”, afirma Izquierdo.

La mayoría de los plásticos ‘verdes’ en el mercado no se biodegradan fácilmente: requieren procesamiento en una planta de compostaje industrial donde la temperatura, la humedad y la exposición a la luz ultravioleta pueden ser regulados y controlados de forma muy rigurosa.  Incluso en este tipo de instalaciones, algunos plásticos biodegradables pueden tardar hasta un año para ser procesados por completo. Así que la etiqueta ‘biodegradable’ es un poco engañosa.

La llamada a la acción es simple. RECHACE el plástico de un solo uso.  De acuerdo con Rescue the Planet es posible hacer la diferencia al convertirnos en consumidores selectivos.   Es decir, en lugar de elegir productos envasados en plástico, preferir opciones amigables con el medio ambiente, que empaquen en vidrio, papel o cartón.

La principal recomendación de Rescue the Planet, es Rechazar, reducir y reutilizar, y cuando las otras R´s se han agotado entonces Reciclar!!

Las pequeñas acciones, pueden lograr grandes cambios en el medio ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.