¿Es cierto que las enfermedades vasculares solo afectan a las personas mayores?

#EnfermedadesVasculares     #corazón    #Salud

La respuesta para la pregunta del título es que, si bien las enfermedades vasculares son más frecuentes en las personas mayores, problemas como la acumulación de placa de colesterol en las arterias (ateroesclerosis) puede empezar muchos años antes de que se manifiesten síntomas.

Este es uno de los 12 mitos que han contribuido para que las enfermedades cardiovasculares (ECV) sean la principal causa de muerte en el mundo actualmente[1].

¿Qué son las enfermedades vasculares?

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son un grupo de trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos, entre las cuales se encuentran las enfermedades vasculares tales como la enfermedad arterial coronaria (EAC) y la enfermedad arterial periférica (EAP)[2]. Estas afectan las arterias y las venas causando problemas en el flujo sanguíneo a través del cuerpo, que a su vez pueden resultar en daños en órganos como el corazón y hasta en brazos y piernas, debido a un decresimiento o bloqueo completo del flujo de sangre.

Se trata de enfermedades poco conocidas, “yo creo se debe a la poca difusión que han tenido y a que el médico debe de explicar al paciente en qué consisten. Por ejemplo, la enfermedad arterial periférica (EAP) es sub-diagnosticada, entre otras causas porque el médico no la está buscando, entonces su tasa de diagnóstico es muy baja”, explica el doctor Omar Alonzo, Vice Presidente de la Asociación de Cardiología de Guatemala.

El experto agrega que “la otra razón de este desconocimiento se da porque no se ha puesto un énfasis en explicar al paciente sobre los tres territorios donde actuan las enfermedades vasculares: cardiaco, periférico y cerebral”. Los signos de alerta para identificar potenciales problemas vasculares son: dolor de pecho, falta de aire, fatiga desproporcionada, desmayos y sensación de taquicardia.

Dependiendo de cuáles sean las arterias que se vean afectadas, así podrían ser las consecuencias más devastadoras: infartos, al obstruirse las arterias del corazón; derrames cerebrales, al obstruirse las arterias que van al cerebro; y, trombosis, por la obstrucción de las arterias de las extremidades inferiores.

¿Conoces los 12 mitos sobre las enfermedades vasculares?

Los 12 mitos identificados son (ver más información en “Mitos enfermedades vasculares”, adjunto con este boletín):

  1. La enfermedad vascular solo afecta a las personas mayores: la acumulación de placa de colesterol en las arterias (aterosclerosis) puede empezar varios años antes de que aparezcan los síntomas.[3]
  2. La enfermedad vascular es hereditaria y no se puede hacer nada para reducir el riesgo de padecerla: Aunque la genética también influye, se pueden hacer muchas cosas para reducir el riesgo de enfermedad vascular, como hacer ejercicio, mantener un peso saludable, no fumar y no superar los niveles recomendados de alcohol.[4]
  3. Hacer ejercicio, comer sano y no fumar ni beber evitarán la enfermedad vascular: existen algunos factores de riesgo que no se pueden controlar, como la edad, el sexo y los antecedentes familiares.[5]
  4. Fumar puede causar cáncer de pulmón, pero no aumenta el riesgo de enfermedad vascular: fumar es un factor de riesgo importante en las enfermedades vasculares.
  5. La enfermedad arterial coronaria y la enfemedad arterial periférica son dos enfermedades distintas, y si tiene una es improbable que tenga también la otra: quienes padecen una enfermedad vascular es probable que corran un mayor riesgo de padecer otra, así como mayor riesgo de ACV cuando se bloquea el riego sanguíneo del cerebro.[6]
  6. La enfermedad arterial coronaria y la enfermedad arterial periférica son “asesinas silenciosas”: a medida que la acumulación de placa en las arterias empeora los síntomas pueden empezar a aparecer.
  7. Los efectos de la enfermedad arterial coronaria y la enfermedad arterial periférica se pueden revertir tomando medicamentos y cambiando de estilo de vida: hacer cambios en el estilo de vida y tomar medicamentos pueden evitar que empeoren y reducir el riesgo de complicaciones como el ataque al corazón, el ACV y la amputación.
  8. La cirugía es siempre una buena opción para las personas con enfermedad arterial coronaria y enfermedad arterial periférica: una intervención quirúrgica puede ser una opción eficaz para algunos pacientes pero debe hablar primero con el médico sobre los riesgos y los beneficios.[7]
  9. Si el dolor de las piernas desaparece al descansar, la causa no es la enfermedad arterial periférica: aunque el dolor suele aparecer al caminar y desaparece con un breve descanso, a medida que la enfermedad arterial periférica empeora también puede haber dolor en reposo.[8]
  10. La enfermedad arterial periférica rara vez acaba en una amputación: entre el 1% y el 3% de los pacientes con enfermedad arterial periférica que también tienen dolor en las piernas sufrirán una amputación y la cifra sube al 5% en las personas diabéticas.[9] Aunque estas cifras puedan parecer bajas, la enfermedad vascular, que incluye la enfermedad arterial periférica y la diabetes, es, de hecho, la principal causa de amputaciones en todo el mundo.[10]
  11. La enfermedad arterial periférica es un padecimiento del cual la mayoría de la gente está informada: aunque la enfermedad arterial periférica afecta a 202 millones de personas en todo el mundo,[11] en la actualidad la población general apenas está concienciada sobre la enfermedad y sus causas, síntomas y factores de riesgo.
  12. El cáncer provoca más muertes que la enfermedad cardiovascular: la principal causa de muerte en todo el mundo es la enfermedad cardiovascular, ya que es la responsable del 31% de los fallecimientos mundiales, con más de 17 millones al año.[12] El cáncer es la segunda causa de muerte más frecuente, y supone más de 8,8 millones de fallecimientos anuales.[13]

¿Qué tanto se conoce sobre las enfermedades vasculares?

Estos mitos son consecuencia de un gran desconocimiento entre la población sobre la salud vascular, hecho que se vio fundamentado en un estudio mundial llevado a cabo por Bayer entre abril y mayo del 2018.

El estudio, denominado “Mi salud vascular”, se llevó a cabo en nueve países (incluyendo México, Brasil y Argentina) y entrevistó a 1000 personas en cada país, con el objetivo de evaluar el conocimiento del público acerca de las enfermedades vasculares, específicamente sobre enfermedad arterial coronaria y la enfermedad arterial periférica.[14]

Entre los principales hallazgos de la consulta (ver documento adjunto “Infográfico Encuesta Mi Salud Vascular”), resaltan que:

  • Solo un 23% de las personas conocen las enfermedades vasculares que afectan a las arterias y a las venas.
  • En general, el conocimiento de las enfermedades vasculares es uniformemente bajo en todo el mundo.
  • Solo 19% de los consultados afirmaron conocer sobre la enfermedad arterial coronaria.
  • El 75% de las personas sabe que las enfermedades vasculares afectan a todo el organismo, pero pocas reconocen su relación con el corazón, el cerebro y las extremidades.

Las enfermedades vasculares como la EAC y EAP son la causa principal de muertes prematuras (muerte antes de los 70 años) en todo el mundo[15]. De todo esto, la importancia de generar conciencia sobre estas enfermedades, los factores de riesgos y estidos de vida orientados a la prevención.

[1] OMS. Enfermedades cardiovasculares. Disponible en: http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/cardiovascular-diseases-(cvds) Consultado en junio de 2018

[2] http://www.my-vascularhealth.com/faqs/

[3] NHLBI. Who is at risk for atherosclerosis. Disponible en: https://www.nhlbi.nih.gov. Fecha de acceso: junio de 2018

[4] Circulation Foundation. Vascular Health. Disponible en: https://www.circulationfoundation.org.uk. Fecha de acceso: junio de 2018

[5] NHS Choices. Atherosclerosis. Disponible en: http://www.nhs.uk. Fecha de acceso: junio de 2018

[6]Sharmistha Sarangi. Correlation between PAD and CAD using ankle brachial index-a study in Indian population. Ind Heart J. 2012 Jan; 64(1): 2–6. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov. Fecha de acceso: junio de 2018

[7] NHS. PAD – Treatment. Disponible en: http://www.nhs.uk. Fecha de acceso: junio de 2018

[8] Mayo Clinic. PAD – Symptoms and Causes. Disponible en: http://www.mayoclinic.org. Fecha de acceso: junio de 2018

[9] British Heart Foundation. Focus on: PAD. Disponible en: https://www.bhf.org.uk. Fecha de acceso: junio de 2018

[10]Amputee coalition. Limb-loss statistics. Disponible en: http://www.amputee-coalition.org. Fecha de acceso: junio de 2018

[11]Hiramoto JS1,.et al. Gender-specific risk factors for peripheral artery disease in a voluntary screening population. J Am Heart Assoc. 2014 Mar 13;3(2):e000651.

[12] OMS. CVDs. Disponible en: http://www.who.int. Fecha de acceso: junio de 2018

[13] OMS. Cancer. Disponible en: http://www.who.int. Fecha de acceso: junio de 2018

[14] http://www.my-vascularhealth.com/

[15] Institute for Health Metrics and Evaluation. Deaths from heart disease and st roke could rise significantly unless countries address risk fact ors. Disponible en: http://www.healthdata.org/news-release/deat hs-heart-disease-and-stroke-could-rise-significantly- unless-countries-address-risk Consultado en junio de 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.