8 de Junio- Día de los Océanos: Las consecuencias medioambientales del coronavirus

#RescueThePlanet       #DiaMundialDeLosOceanos

Celebrar el Día Mundial de los Océanos el 8 de junio nos recuerda el papel importante que los océanos juegan en la vida cotidiana.  Ellos son los pulmones de nuestro planeta, la mayor parte del oxígeno que respiramos proviene de este ecosistema. Son parte del sistema de regulación de la temperatura, los vientos y movimientos de agua a nivel global.  Proveen de importantes fuentes de alimentos.  Son un excelente medio de transporte. El propósito de esta celebración es concienciar a la opinión pública sobre las consecuencias que la actividad humana tiene sobre los océanos y poner en marcha un movimiento ciudadano en su favor.

Hoy en día, sin embargo, los océanos se enfrentan a amenazas sin precedentes. En los últimos 150 años se han perdido aproximadamente la mitad de los corales vivos. La contaminación por plástico en los océanos se ha multiplicado por diez en los últimos 40 años. Un tercio de las poblaciones de peces están sobreexplotadas. Las zonas muertas —desiertos submarinos donde no prospera la vida debido a la falta de oxígeno— están aumentando rápidamente, tanto en extensión como en número. En los últimos 50 años tanto el medio marino como sus microorganismos, peces y aves se ha enfrentado a la contaminación por plásticos.

En la actualidad cuerpos de agua y los océanos se enfrentan a un nuevo reto: la pandemia del Covid 19. En una reciente publicación un periódico local cita un cable de la agencia AFP, y refiere que luego de las recientes lluvias han llegado a las aguas del lago de Amatitlán toneladas de basura que además de los tristemente usuales plásticos desechables, llevan también residuos propios de la pandemia: guantes y mascarillas.

Los residuos plásticos del coronavirus contaminan el medio ambiente

El Covid 19 se ha extendido por todo el planeta y millones de personas están en riesgo de contagio. La cantidad de mascarillas y guantes utilizada como prevención es inmensa.

Mascarillas desechables, guantes, batas descartables y envases de desinfectantes, que nos protegen de la propagación de la Covid 19, se fabrican con material no reciclable.  Estos generan graves problemas ya que por un lado, son descartados erróneamente dentro de la basura convencional y por otro lado, muchos terminan directamente en las calles, drenajes y a través de estos llegan a cuerpos de agua entre ellos el océano.

A esto se agrega que por el confinamiento social al que las personas se han visto sujetas se ha incrementado la compra de comida a domicilio y productos envasados en plástico desechable lo que genera un importante incremento en la generación de desechos sólidos y Guatemala no es la excepción.  Al respecto Sergio Izquierdo director de Rescue the Planet  expresa que: “Estamos adormecidos por un problema de salud pública que a lo mejor tardará unos meses en resolverse, sin embargo el problema vendrá cuando “despertemos” a la pesadilla ambiental que nosotros mismo provocamos con los desechos que generamos y que tardaremos cientos de años en corregir”.

¿Cuáles son las opciones sostenibles en esta pandemia?

En el marco de esta crisis mundial están surgiendo innovaciones sostenibles. En Estados Unidos, el fabricante de automóviles Ford está produciendo batas reutilizables a partir de materiales de los airbags que pueden lavarse hasta 50 veces, mientras que la Universidad de Nebraska está probando si la luz ultravioleta podría descontaminar y prolongar la vida de las mascarillas quirúrgicas y, por lo tanto, reducir los desechos.

Zero Waste Europe, cree que los países no deberían tener que elegir entre la protección del medio ambiente o de la salud pública.

“Eso es lo que está sucediendo actualmente”, expresó la organización Zero Waste Europe “En el futuro tenemos que asegurarnos de estar preparados para pandemias como esta y enfrentarnos a ellas de una manera sostenible. No tiene por qué ser una cosa a expensas de la otra”, concluye.

“La producción masiva de plásticos es una epidemia y el reciclaje no es una solución real, un discurso sin fundamento en el caso de este material, ya que financieramente no es factible.  Ante la disminución tan drástica del precio del petróleo, se hace aún más barato producir botellas a partir de plástico virgen que de reciclado.  Para poder reciclarse este tiene que sufrir una exhaustiva clasificación y una gran cantidad de procesos físicos y químicos, lo que lo hace poco factible.”, comparte Sergio Izquierdo de Rescue the Planet.

De acuerdo a información proveniente de varios estudios, no más del 9% del total de plásticos producidos han sido reciclados. De allí que mucho de este plástico termina en el medio ambiente, especialmente en medios acuáticos como el mar.

Los residuos plásticos son una de las principales preocupaciones de ONU Medio Ambiente, la agencia de Naciones Unidas para la protección de la naturaleza y el medio ambiente.

Según datos de la ONU, cada minuto se compran un millón de botellas de plástico y cada año se consumen 500.000 millones de bolsas. Además, casi ocho millones de toneladas de plásticos acaban en los océanos cada año, amenazando a la vida marina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .