¿Pueden los componentes de la leche afectar la presión arterial?

#PresiónArterial   #leche

Por: Dr. Francisco Herrera Morales

La presión arterial es la fuerza de la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos y se mide en milímetros de mercurio (mm Hg). Cuando esta presión arterial es elevada se le conoce como como hipertensión, es un padecimiento que afecta a más de 1,13 mil millones de personas en todo el mundo y causa aproximadamente millones de muertes cada año debido a sus complicaciones.

Esta condición puede afectar a personas de todas las edades, pero tiene una prevalencia predominante en la población adulta, afectando a más del 50% de los adultos entre 50 y 59 años y aproximadamente al 70% de los adultos mayores de 70 años.  En la población de mayor edad, la hipertensión afecta casi por igual a hombres y mujeres, aunque hay un ligero predominio en hombres sobre mujeres (uno de cada cuatro y una de cada cinco, respectivamente).

Los cambios en la dieta son importantes en la lucha contra la hipertensión y una adecuada alimentación ha sido una forma de implementar estos cambios. Varios investigadores se han centrado en estudiar componentes de los alimentos por su potencial beneficio en la disminución de la hipertensión, y entre ellos están los péptidos bioactivos. Estos son una combinación de unidades básicas llamadas aminoácidos, los cuales forman parte de una proteína, una secuencia de 3 de esas unidades básicas o aminoácidos pueden generar efectos positivos en la disminución de la hipertensión arterial.  Específicamente, lo que hacen estos péptidos bioactivos es inhibir la enzima convertidora de angiotensina (ACE por sus siglas en inglés) y de esta forma se genera una relajación de las venas y las arterias para reducir la presión arterial.

La evidencia mostrada sugiere un efecto positivo sobre reducción de la presión arterial, pero es necesario realizar estudios cuantitativos más amplios para correlación concluyente. Sin embargo, la evidencia hasta la fecha es prometedora.

Se ha demostrado también que el consumo de calcio en la dieta es menor en personas con hipertensión y está inversamente relacionada con la presión arterial, es decir a mayor consumo de calcio menor presión arterial. Una explicación es que el calcio de la dieta interfiere con la absorción de grasa en el intestino, lo que resulta en una disminución en la energía disponible de la dieta (un alto consumo de grasa a través de la dieta puede generar sobrepeso u obesidad, y estos son factores de riesgo para el desarrollo de hipertensión).

Además, las guías europeas actuales para el tratamiento de la hipertensión recomiendan una serie de cuidados a todos los pacientes hipertensos, sin hacer una diferenciación entre el tipo presión arterial que padecen. Esto implica adoptar un cambio en su estilo de vida, que incluye lo siguiente:3

  • Disminución del consumo de sodio (<5 g / día)
  • Consumo moderado de alcohol
  • Reducción de peso
  • Actividad física regular
  • Dejar de fumar

PAS: Principal factor de riesgo de muerte y discapacidad en el mundo

Estudios recientes han clasificado la presión arterial sistólica (PAS) alta como el principal factor de riesgo de muerte y discapacidad en todo el mundo, además de que la hipertensión es el mayor factor de riesgo de enfermedad cardiovascular.

De acuerdo con las Guías Prácticas Globales de Hipertensión de la Sociedad Internacional de Hipertensión del 2020 se recomienda que se diagnostique hipertensión cuando la presión arterial sistólica (PAS: presión máxima que ejerce el corazón cuando late) de una persona sea mayor o igual que 140 mm Hg y / o su presión arterial diastólica (PAD: la cantidad de presión que hay en las arterias ente un latido y otro) sea mayor o igual que 90 mm Hg después de un examen repetido.

Según la causa, la hipertensión puede clasificarse en primaria, o en secundaria, también conocida como presión arterial alta secundaria.

La hipertensión primaria o esencial es el tipo más común y es responsable de más del 90% de los casos, pero este tipo de hipertensión tiene un origen heterogéneo bastante desconocido, aunque algunos estudios han vinculado factores genéticos, ambientales y de vida como posibles causas de esta enfermedad.

Por otro lado, la hipertensión secundaria representa el 5-10% de todos los pacientes hipertensos y tiene un origen identificable que puede tratarse e incluso curarse si se trata la causa que genera esa hipertensión.2 Algunas de las causas más frecuentes de la hipertensión arterial secundaria son la enfermedad renal parenquimatosa, la enfermedad renovascular, el hiperaldosteronismo primario y el síndrome de apnea del sueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .