Incentivos forestales indispensables para la reactivación económica del país en este 2020

#INAB   #IncentivosForestales

El Estado de Guatemala a través del Instituto Nacional de Bosques (INAB) y el Ministerio de Finanzas Públicas (MINFIN) durante el presente año realizó 18 desembolsos de los programas de incentivos forestales, de los cuales 11 corresponden a PINPEP y siete a PROBOSQUE, mediante los cuales se incentivó el establecimiento, mantenimiento y manejo sostenible de 47,353 proyectos, equivalentes a 279,258.98 hectáreas de bosque, inyectando a la economía local un total de Q.586, 550,633.48 de los Q.590 millones programados.  Lo que significa una ejecución presupuestaria hasta la fecha del 99.43%. Este año la pandemia de COVID-19 ocasionó que el país sufriera limitaciones económicas en diferentes sectores, para lo cual los incentivos forestales han sido clave para que las personas beneficiarias tengan un ingreso para reactivar sus actividades y salir adelante.

Petén, Alta Verapaz, Baja Verapaz, Huehuetenango y Quiché son los departamentos con más proyectos pagados en los desembolsos realizados, resaltando proyectos enfocados al establecimiento y mantenimiento de plantaciones forestales, sistemas agroforestales y el manejo de bosque natural con fines de producción, protección y restauración; proyectos que colaboran con la política de seguridad alimentaria y reducen el índice de deforestación a nivel nacional. Con los pagos realizados a través de PROBOSQUE y PINPEP, se ha favorecido principalmente a poseedores y/o propietarios individuales, proyectos municipales, empresas y asociaciones, entre otras.

Del total de proyectos pagados, el 63% pertenecen a titulares hombres, el 33% a mujeres y el 4% a proyectos colectivos. Entre los principales impactos socioeconómicos de los incentivos forestales se encuentran: 80,838 familias beneficiadas directa e indirectamente. 23,448 empleos generados en el área rural. 26,439 proyectos incentivados en municipios con vulnerabilidad en la seguridad alimentaria y nutricional. 14,381 proyectos incentivados en municipios del corredor seco.  En impactos ambientales es de resaltar que 25,903.90 hectáreas han sido recuperadas a través de plantaciones, sistemas agroforestales, restauración forestal y bosque bajo mantenimiento. Que se ha evitado la deforestación de 253,355.08 hectáreas de bosque natural bajo manejo de protección y producción. 7,604.25 hectáreas de sistemas agroforestales que contribuyen con la seguridad alimentaria en áreas rurales vulnerables.   14.8 millones de toneladas de carbono han sido fijadas y 171,745.72 hectáreas de bosque natural se han protegido y se encuentran ubicadas en áreas de alta recarga hídrica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .