Reporte anual de Google sobre seguridad en plataformas de publicidad

#Google     #publicidad   #ReporteAnual

En Google buscamos de manera activa formas de garantizar una experiencia de usuario segura al tomar decisiones sobre los anuncios que la gente ve y el contenido que se puede monetizar en nuestras plataformas. Desarrollar políticas en estas áreas y hacerlas cumplir de manera constante es una de las principales formas en que mantenemos a las personas seguras y preservamos la confianza en el ecosistema de anuncios. El 2021 marca una década desde la publicación de nuestro reporte anual de seguridad de anuncios, que destaca el trabajo que hacemos para prevenir el uso malintencionado de nuestras plataformas de anuncios. Hace mucho tiempo que priorizamos brindar visibilidad sobre las formas que estamos previniendo que se infrinjan las políticas, y este año estamos compartiendo más datos que nunca.

Nuestro reporte de seguridad de anuncios es sólo una de las formas en que brindamos transparencia a las personas sobre cómo funciona la publicidad en nuestras plataformas. El año pasado, también presentamos nuestro programa de verificación de identidad de anunciantes. Actualmente estamos verificando anunciantes en más de 20 países y hemos comenzado a compartir el nombre y la ubicación del anunciante en nuestra función Acerca de este anuncio, para que las personas sepan quién está detrás de un anuncio específico y puedan tomar decisiones más informadas. Este recurso todavía no está disponible en América Latina.

Aplicación de nuestras políticas en gran escala 

En 2020, nuestras políticas y nuestros sistema de aplicación de estas fueron puestos a prueba mientras estábamos atravesando colectivamente una pandemia global, múltiples procesos electorales alrededor del mundo y la lucha continua contra actores malintencionados que buscan nuevas formas de aprovecharse de las personas que están navegando en línea. Miles de nuestros equipos globales trabajaron las veinticuatro horas del día para ofrecer una experiencia segura a los usuarios, creadores, editores y anunciantes. Agregamos o actualizamos más de 40 políticas para anunciantes y editores. También bloqueamos o eliminamos aproximadamente 3.100 millones de anuncios por infringir nuestras políticas y también restringimos el alcance de 6.400 millones de anuncios. 

Nuestras restricciones no son generales, ya que algunas de nuestras políticas son más granulares y no limitan de manera generalizada a todos los anuncios, y este es el primer año que compartimos información sobre restricciones publicitarias, una parte fundamental de nuestra estrategia general. La restricción de anuncios nos permite adaptar nuestro enfoque en función de la geografía, las leyes locales y nuestros programas de certificación, de modo que los anuncios aprobados sólo se muestren donde sea apropiado, regulado y legal. Por ejemplo, requerimos que las farmacias en línea completen un programa de certificación y, una vez certificadas, sólo mostramos sus anuncios en países específicos donde se permite la venta en línea de medicamentos con receta. En los últimos años, hemos visto un aumento en las regulaciones publicitarias específicas de cada país, y la restricción de anuncios nos permite ayudar a los anunciantes a cumplir estos requisitos a nivel regional con un impacto mínimo en sus campañas.

También continuamos invirtiendo en nuestra tecnología de detección automatizada para escanear la web de manera efectiva en busca del cumplimiento de las políticas para editores de forma escalable y efectiva. Debido a esta inversión, junto con varias políticas nuevas, aumentamos enormemente el cumplimiento y eliminamos anuncios de 1.300 millones de páginas de editores en 2020, en comparación con los 21 millones de 2019. También dejamos de mostrar anuncios en más de 1,6 millones de sitios de editores con infracciones graves o generalizadas.

Permaneciendo ágiles ante nuevas amenazas

A medida que el número de casos de coronavirus aumentó en todo el mundo en enero pasado, aplicamos nuestra política de eventos sensibles para evitar comportamientos como la exageración de precios en productos en demanda como desinfectantes para manos, mascarillas y artículos de papel, o anuncios que promocionan curas milagrosas. A medida que aprendimos más sobre el virus y las organizaciones de salud emitieron nuevas pautas, desarrollamos nuestra estrategia de cumplimiento para comenzar a permitir que los proveedores médicos, las organizaciones de salud, los gobiernos locales y las empresas confiables presenten actualizaciones críticas y contenido acreditado, al tiempo que prevenimos el abuso oportunista. Además, a medida que circulaban en línea afirmaciones falsas y conspiraciones sobre el origen y la propagación del coronavirus, lanzamos una nueva política para prohibir tanto los anuncios como la monetización de contenido sobre COVID-19 u otras emergencias de salud global que contradicen el consenso científico.

En total, bloqueamos la publicación de más de 99 millones de anuncios relacionados con COVID-19 durante todo el año, incluidos los de curas milagrosas, máscaras N95 debido a la escasez de suministro y, más recientemente, dosis de vacunas falsas. Seguimos siendo ágiles, rastreando el comportamiento de las personas malintencionadas y aprendiendo de él. Al hacerlo, podemos prepararnos mejor para futuras estafas y afirmaciones engañosas que puedan surgir.

Luchando contra las formas más nuevas de fraude y estafas

A menudo, cuando experimentamos un evento importante como la pandemia, los actores malintencionadas buscan formas de aprovecharse de otras personas en línea. El año pasado vimos un aumento en la publicidad oportunista y el comportamiento fraudulento de personas que buscaban engañar a los usuarios. Cada vez más, los hemos visto usar estrategias de encubrimiento para ocultarse de nuestra detección, promover negocios virtuales falsos o publicar anuncios asociados a fraudes telefónicos con el objetivo de atraer consumidores desprevenidos, y con el objetivo de estafarlos fuera de nuestras plataformas.

En 2020 abordamos este comportamiento adverso de varias maneras clave:

  • Introdujimos múltiples políticas y programas nuevos, incluido nuestro programa de verificación de la identidad del anunciante y el programa de verificación de las operaciones comerciales.
  • Invertimos en tecnología para detectar mejor el comportamiento adverso coordinado, lo que nos permite conectar los puntos entre las cuentas y suspender a varios usuarios malintencionados a la vez.
  • Mejoramos nuestra tecnología de detección automatizada y procesos de revisión humana basados en señales en nuestros sistemas, actividad de cuenta anterior, patrones de comportamiento y reportes de los usuarios.

El número de cuentas publicitarias que suspendimos por infracciones de las políticas aumentó en un 70% de 1 millón a más de 1,7 millones. También bloqueamos o eliminamos más de 867 millones de anuncios por intentar evadir nuestros sistemas de detección, incluido el encubrimiento, y 101 millones de anuncios adicionales por infringir nuestras políticas de tergiversación. Eso es un total de más de 968 millones de anuncios.

Desmonetizamos el odio y la violencia

El año pasado, los editores de noticias desempeñaron un papel fundamental para mantener a las personas informadas, preparadas y seguras. Estamos orgullosos de que la publicidad digital, incluidas las herramientas que ofrecemos para conectar a anunciantes y editores, respalde este contenido. Contamos con políticas para proteger tanto a las marcas como a los usuarios.

En 2017, desarrollamos herramientas más granulares para revisar los sitios a nivel de página, incluidos los comentarios generados por los usuarios, para permitir que los editores continúen operando su sitio de manera amplia, mientras protegemos a los anunciantes de malas experiencias al detener las infracciones persistentes. En los años transcurridos desde que presentamos la acción a nivel de página, hemos seguido invirtiendo en nuestra tecnología automatizada, que fue crucial en un año en el que vimos un aumento en el contenido que promueve el odio y la promoción a la violencia en línea. Esta inversión nos ayudó a evitar que se monetizara el contenido web dañino. Actuamos en casi 168 millones de páginas bajo nuestra política para contenido peligroso y despectivo.

Continuando con este trabajo en 2021 

Sabemos que cuando tomamos decisiones a través de la lente de la seguridad del usuario, beneficiamos al ecosistema en general. Mantener la confianza de los anunciantes y editores ayuda a sus negocios a tener éxito a largo plazo. Durante el próximo año, continuaremos invirtiendo en políticas, en nuestro equipo de expertos y en tecnología de cumplimiento para adelantarnos a las amenazas potenciales. También nos mantenemos firmes en nuestro camino para escalar nuestros programas de verificación en todo el mundo a fin de aumentar la transparencia y hacer que más información sobre la experiencia publicitaria esté disponible universalmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .