Un nuevo estudio de Harvard destinado a combatir el desperdicio de alimentos, el hambre y el cambio climático alrededor del mundo

#alimentos   #FoodBanking   #estudio

En respuesta al desperdicio de alimentos, el hambre y el cambio climático, un nuevo estudio ofrece recomendaciones de políticas diseñadas para fortalecer las donaciones de alimentos durante y después de la pandemia de COVID-19 para Guatemala. El Atlas de  políticas globales de donación de alimentos, producido por la Clínica de Leyes y Políticas Alimentarias de la Facultad de Derecho de Harvard (FLPC) y  la Global Foodbanking Network (GFN) con el apoyo de la Fundación Walmart, ofrece un análisis global de las leyes y normas que afectan a la donación de alimentos. Las conclusiones sobre Guatemala se basan en estudios previos sobre Argentina, Canadá, Colombia, India, México, Perú y Estados Unidos.

Se calcula que en Guatemala se pierden o desperdician 52 millones de toneladas de alimentos al año según cálculos recientes, mientras que más del 45% de la población ya padecía de inseguridad alimentaria moderada o grave antes de la pandemia. Estas estadísticas, y lo que se sabe sobre los efectos económicos de la pandemia de COVID-19, demuestran la necesidad de retener y recuperar los alimentos que aún son aptos para el consumo humano y redistribuirlos a las organizaciones de asistencia alimentaria.

“Es más importante que nunca que los legisladores, los organismos gubernamentales, los donantes de alimentos, las empresas, los bancos de alimentos y el público en general entiendan el impacto del desperdicio innecesario de alimentos en sus países y la necesidad de que esto cambie”, dijo Emily Broad Leib, directora de la facultad de la FLPC y profesora clínica de Derecho en la Facultad de Derecho de Harvard. “El Atlas de Políticas Globales de Donación de Alimentos es el primer estudio de investigación que compara las políticas de donación de alimentos y las mejores prácticas alrededor del mundo, ofreciendo la perspectiva global que los países necesitan para abordar esta compleja cuestión.”

El Atlas de Políticas Globales de Donación de Alimentos identifica las leyes y políticas existentes que actualmente contribuyen a la recuperación y la donación de alimentos, que figuran en una completa Guía Jurídica, y las Recomendaciones Normativas para reforzar los marcos legales y adoptar nuevas medidas para cerrar las brechas actuales. Los análisis que figuran en estos informes específicos para cada país también se recogen en una  Herramienta interactiva del atlas, que permite a los usuarios comparar las políticas de los países participantes en el proyecto. La investigación se enfoca en seis cuestiones jurídicas que influyen sobre la donación de alimentos: la seguridad de los alimentos en las donaciones, el etiquetado de fechas, la protección de la responsabilidad civil en las donaciones de alimentos, los incentivos y obstáculos fiscales, las subvenciones y la financiación gubernamental, y las sanciones por desperdicio de alimentos o los requisitos de donación. Para cada país, el FLPC elaboró una lista de acciones recomendadas, incluyendo las siguientes para Guatemala:

  • Aclarar los requisitos de seguridad alimentaria para los alimentos destinados a la donación;
  • Introducir un sistema de etiquetado con doble fecha para los alimentos pre-envasados, distinguiendo entre las etiquetas de fecha basadas en la calidad versus la seguridad;
  • Adoptar protección amplia de la responsabilidad civil para los donantes y las organizaciones de recuperación de alimentos; y
  • Aumentar los beneficios impositivos para los donantes, de modo que la donación de alimentos sea una alternativa económica a desperdiciarlos.

El FLPC también apoya los esfuerzos que está realizando el país para promulgar legislación nacional que promueva la donación de alimentos y sirva de vehículo para implementar las recomendaciones legislativas propuestas. Ofrecer soluciones normativas adecuadas a los obstáculos que existan para la donación, aún sin un marco legal nacional,  ayudará a mejorar los esfuerzos existentes para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos, y aumentar su rescate y  donación. Desarrollo en Movimiento Guatemala lidera actualmente estos esfuerzos y ha contribuido a la elaboración de la Guía Legal y las Recomendaciones Políticas publicadas en el marco del proyecto Atlas.

“Necesitamos todas las herramientas disponibles en nuestro marco legal actual y tratar de actualizarlo cuando sea necesario para ser más efectivos en la lucha en nuestra situación de malnutrición”, dijo Juan Pablo Ruano, director de proyectos de Desarrollo en Movimiento Guatemala. “Creemos que con esta colaboración podemos aumentar nuestra base local de donantes y mejorar nuestras posibilidades de vencer el hambre en Guatemala”.

Los bancos de alimentos y otras entidades que reciben donaciones de todo el mundo dependen en gran medida de las donaciones de productos para ofrecer alimentos a quienes padecen de hambre. Debido al COVID-19, y las mayores dificultades económicas resultantes, muchos bancos de alimentos están viendo un aumento de la demanda de servicios. “La pandemia de COVID-19 es diferente de cualquier situación que hayamos vivido en el pasado. Las organizaciones de bancos de alimentos de nuestra red están luchando para satisfacer la demanda y hacer llegar los alimentos a quienes más los necesitan”, dijo Lisa Moon, presidenta y directora general de GFN. “Este proyecto es extremadamente oportuno, ya que proporciona una hoja de ruta para las organizaciones e informa de los retos del sistema alimentario mundial para presentar a los responsables políticos.”

“La Fundación Walmart asumió un compromiso de larga data para aumentar el acceso a alimentos más saludables en las comunidades de todo el mundo y se enorgullece de apoyar el Atlas de Políticas Globales de Donación de Alimentos por su potencial para acelerar soluciones efectivas y sostenibles”, dijo Eileen Hyde, directora de Sistemas Alimentarios Sostenibles y Acceso a los Alimentos de Walmart.org. “Este proyecto no sólo ofrece un estudio innovador para abordar la complejidad de las políticas públicas relacionadas con las donaciones de alimentos, sino que también presenta claras oportunidades para mejorar la forma en que el excedente de alimentos llega a las comunidades que lo necesitan.”

Las guías legales, las recomendaciones políticas y los resúmenes ejecutivos ya están disponibles en inglés y español para Guatemala. El FLPC también acaba de publicar estos informes para Chile, y publicará otros para Costa Rica, República Dominicana, Singapur, Sudáfrica y el Reino Unido a finales de este mes. Los estudios publicados anteriormente sobre Argentina, Canadá, Colombia, India, México, Perú y Estados Unidos, así como un mapa interactivo para comparar las leyes y políticas de donación de alimentos entre países, están disponibles en atlas.foodbanking.org/.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .