BOTELLA naciones unidas

El principio del fin de la era del plástico desechable

#NacionesUnidas   #plástico

La Asamblea General de las Naciones Unidas anunció a principios de marzo el primer acuerdo internacional legalmente vinculante para poder acabar con la contaminación por plásticos, especialmente enfocada en plástico desechable. Esta industria ha multiplicado sus desechos en las últimas décadas, que ahora mismo está generando 400 millones de toneladas de basura por año y que, de seguir así, duplicará su impacto para 2040.

Los jefes de Estado, ministros de Medio Ambiente y otros representantes de 175 países aprobaron una resolución para “Acabar con la Contaminación por Plásticos” y forjar un acuerdo internacional legalmente vinculante (de cumplimiento obligatorio) para 2024.[1] Tras varios años de negociaciones y declaraciones, se aprobó una resolución por la que se crea el comité intergubernamental que comenzará a elaborar este tratado a partir de junio. La intención es que el tratado esté listo para finales de 2024 y que comience entonces el proceso de ratificación de los países de este pacto para combatir la creciente contaminación por plásticos.

Este es un momento histórico porque reconoce la necesidad de cooperación por parte de los gobiernos para abordar la crisis mundial de contaminación plástica.

Con el compromiso de tantas naciones, este tratado representa un reconocimiento mundial no solo de la gravedad de la contaminación plástica, sino también de la necesidad de una estrategia para abordarla.

Esta resolución refleja una respuesta mundial positiva a las voces de científicos, activistas, ambientalistas y la población que ha leventado la voz y mantenido la contaminación plástica como una prioridad.

«Hoy es uno de esos días que entrarán en los libros de historia”, expreso la directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Inger Andersen, tras la aprobación de una «resolución histórica» para poner fin a la contaminación por plástico.  Como “un triunfo del planeta” sobre “los plásticos de un solo uso” ha definido Inger Andersen la resolución aprobada por unanimidad en Nairobi. “Este es el acuerdo multilateral ambiental más importante desde el Acuerdo de París”, ha insistido la máxima representante del PNUMA.

Para Espen Barth Eide, ministro de Clima y Medio Ambiente de Noruega y presidente de esta UNEA, la resolución supone un “mandato robusto” para crear ese futuro tratado “para acabar con la contaminación” por plástico. “No para reducirla”, ha recalcado el ministro noruego.[2]

Para Sergio Izquierdo, director de Rescue the Planet, la ONU logró que el mundo se una contra el plástico.

“Resolvió realizar un proyecto de acuerdo legalmente vinculante es decir de cumplimiento obligatorio para los países firmantes para finales de 2024.  ¿Por qué?  Porque, el planeta ya NO aguanta, se ahoga en plástico. La población pide soluciones en el origen y los diplomáticos lo han comprendido.  Ahora solo falta que los gobiernos lo echen a andar y se pongan a trabajar en acciones concretas y contundentes. 

Nosotros como ciudadanos debemos de actuar por un lado, evitando consumir productos envasados en plástico desechable y por el otro presionando al gobierno para que tome medidas de inmediato generando legislación al respecto y los mecanismo para hacerlo cumplir.”

“Un verdadero reciclaje en el plástico desechable, no es más que un mito.  La economía circular en este tipo de plásticos, NO EXISTE, es solo una estrategia de marketing. No es un sistema sostenible y tiene demasiadas fugas, por lo tanto, desechos. La única solución es de origen, rechazar todo plástico de un solo uso”, agregó Izquierdo.

Datos de interés

  • La producción de plástico se disparó de 2 millones de toneladas en 1950 a 348 millones de toneladas en 2017, convirtiéndose en una industria mundial valorada en 522.600 millones de dólares, y se espera que duplique su capacidad para 2040.
  • La exposición a los plásticos puede dañar la salud humana, afectando potencialmente a la fertilidad y a la actividad hormonal, metabólica y neurológica, y la quema abierta de plásticos contribuye a la contaminación del aire.
  • En 2050, las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la producción, uso y eliminación de plásticos supondrían el 15% de las emisiones permitidas, según el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5°C (34,7°F).
  • Cada año llegan a los océanos unos 11 millones de toneladas de residuos plásticos. Esta cifra podría triplicarse de aquí a 2040.
  • Más de 800 especies marinas y costeras se ven afectadas por esta contaminación por ingestión, enredo y otros peligros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.