ALAMI project

Merck Y ALAMI Lideran Proyecto Humanitario Para Refugiados Ucranianos En Latinoamérica

#Merck #ALAMI #Refugiados #NoticiasIbo

Merck, empresa alemana líder en ciencia y tecnología, crea un plan de ayuda humanitaria para los refugiados ucranianos que han emigrado a países en Latinoamérica, como consecuencia de la invasión rusa en su región.

Desde febrero pasado se presentó un conflicto entre Rusia y Ucrania, el cual afectó gravemente a la población ucraniana, por lo que Merck, comprometida con la salud y el bienestar de la sociedad, ha decidido realizar una serie de acciones humanitarias de apoyo en beneficio de la población ucraniana afectada por el conflicto.

Belén Garijo, Presidenta del Comité Directivo y CEO del grupo Merck explicó sobre el Proyecto: “proporcionar servicios de telemedicina a los refugiados ucranianos en América Latina es parte de la contribución global de Merck para aliviar el sufrimiento causado por esta devastadora guerra. La asociación con ALAMI va a ayudar a que los refugiados que han huido a México, Argentina y otros países de América Latina tengan acceso adecuado a una salud de calidad”.

Entre los esfuerzos de apoyo que brindarán está el uso de la plataforma tecnológica y servicios médicos remotos con los que cuenta ALAMI, los cuales pueden dar atención a las necesidades primarias de consultas médicas a través de telemedicina, servicio de apoyo emocional y acceso a clínicas remotas en diez de los países en los que Merck opera en América Latina, a las cuales podrán acceder los refugiados ucranianos independientemente del país del mundo en el que se encuentren.

La curiosidad, la creatividad y el coraje -como el que demuestran los refugiados al cruzar fronteras- son cruciales para el avance de la sociedad, por ello, Merck financia con 130 mil euros la creación de la plataforma en conjunto con ALAMI, facilitando su uso por parte de los refugiados que se encuentran en Latinoamérica, en cuatro idiomas, Ucraniano, Español, Inglés y Portugués.

ALAMI convocó a diferentes actores locales e internacionales con capacidad de prestación de telemedicina para canalizar su capacidad instalada en la atención de refugiados y refugiadas dentro del contexto.

Dichos actores asumirán la responsabilidad de recibir y agendar turnos programados para proceder a la atención vía sistemas de telemedicina bajo la coordinación de un sistema central gestionado y supervisado por ALAMI. Los diferentes actores garantizarán que toda prestación sea brindada bajo los más altos estándares de Bioética adecuada para el contexto de los refugiados a través de la firma de un convenio de Compromiso de Bioética en la Salud, con foco en las siguientes patologías: Gerontología, salud de la mujer, pediatría, dermatología, salud mental, oncología, afecciones infecciosas, salud cardiovascular, padecimientos crónicos, problemas respiratorios, discapacidad y otras dolencias resultantes.

Se buscará acercar esta solución a quienes la necesitan a través de la figura de Coordinador de Refugiados, rol designado para quienes asuman la responsabilidad de verificar que la atención llegue a quienes más la necesitan en los diferentes centros neurálgicos de refugio y ayuda humanitaria que colaborarán con la causa y esta iniciativa.

Cristian Mazza, Presidente de Alami, expresó: «desde hace 8 años venimos reuniéndonos, asistidos y acompañados por Monseñor Alberto Bochatey, Secretario General de la Conferencia Episcopal Argentina, con quien llevamos adelante un trabajo centrado en la ética en el gerenciamiento de la salud. El objetivo es brindar atención de salud a aquellos que no tienen ningún tipo de recurso y que están excluidos. Las desigualdades que vemos en el mundo son enormes y no podemos mantenernos indiferentes frente a ello. Desde Alami estamos comprometidos con brindar servicios de calidad y hacerlos accesibles para todos, especialmente para los más vulnerables. Estamos misionando en conjunto con los sistemas de salud y podemos, gracias al apoyo de Merck, concretar la ayuda a los ucranianos en este difícil momento mundial».

Además de la contribución financiera para ALAMI, dentro del proyecto, Merck realizará colectas y donaciones en especie para Ucrania y las mujeres y niños refugiados en sus países afiliados. Además, ALAMI se encuentra apoyando proyectos educativos para los niños ucranianos que han tenido que dejar sus casas. Todo ello ya se encuentra en práctica en los primeros pilotos de este proyecto en Argentina, Mexico, República Dominicana y Colombia.

El pasado 30 de septiembre, esta importante iniciativa que se realiza también de la mano de la Conferencia Episcopal Argentina, se presentó al Papa Francisco, quien desde los inicios de la invasión rusa ha defendido la vida y el bienestar de la sociedad, para solicitar el apoyo del Vaticano en el esfuerzo de este grupo humanitario en beneficio del pueblo ucraniano desplazado por la guerra y violentado en sus derechos humanos.

Con ayuda del Vaticano, la Conferencia Episcopal Argentina y ALAMI, Merck continúa promoviendo proyectos que promocionan el bienestar, la salud, la educación y la cultura en el mundo a través del estímulo permanente para llegar a conocer más profundamente la ciencia y así, mediante la investigación, generar un beneficio concreto a la vida de las personas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.