Corazón de vacaciones CLEVELAND CLINIC

Cómo evitar el síndrome del corazón de vacaciones

#CorazónDeVacaciones   #síndrome  #NoticiasIBO

Has probado el pavo asado, el puré de papas, el pastel de frutas (y tal vez también algunas galletas) y unos cuantos vasos de ponche de huevo. Y aunque ciertamente las festividades tienen que ver con celebrar con buena comida, amigos y familiares, esos buenos momentos a menudo llevan a exagerar.

Demasiada comida, dulces y alcohol pueden causar más daño a su cuerpo que simplemente arruinar una dieta, dice la cardióloga Leslie Cho, MD del departamento de medicina cardiovascular de Cleveland Clinic. Puede conducir al síndrome del corazón de vacaciones. Hablamos con la Dr. Cho para tener una mejor idea de qué es este síndrome, por qué sucede y cómo reducirlo.

¿Qué es el síndrome del corazón de vacaciones?

El síndrome del corazón de vacaciones se refiere a los problemas cardíacos que ocurren debido al consumo excesivo de alimentos salados y alcohol. Si bien comer y beber en exceso es algo que puede ocurrir en cualquier época del año, se llama síndrome del corazón festivo porque en las festividades, ese momento de celebrar con un flujo continuo de refrigerios salados y cócteles festivos, es cuando más nos excedemos.

Toda esa sal y alcohol pueden hacer que su corazón lata irregularmente, también conocido como fibrilación auricular (o AFib). A corto plazo, puede ser simplemente un efecto secundario alarmante de celebrar demasiado, pero a largo plazo, puede provocar problemas cardíacos graves, como insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.

¿Por qué ocurre el síndrome del corazón de vacaciones?

Si bien las personas con problemas cardíacos preexistentes tienen más probabilidades de experimentar el síndrome del corazón en vacaciones, también puede ocurrirles a las personas sin problemas cardíacos.

“Para muchas personas, las festividades significan que de repente abundan los alimentos especiales, como galletas, dulces y platillos ricos”, dice la especialista. “Y no es solo una comida, sino una ronda de comer, beber y divertirse que es marcadamente diferente del resto del año”.

También es la presencia constante de alimentos lo que ayuda a alimentar nuestra tendencia a exagerar. “A menudo estamos rodeados de mucha comida durante este tiempo”, agrega la Dra. Cho. “Entonces, ya sea que esté en la oficina o con su familia, tiende a comer alimentos que son muy diferentes a su dieta normal”.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del corazón de vacaciones?

Los síntomas típicos de la fibrilación auricular incluyen:

Palpitaciones del corazón: Sensación repentina de palpitaciones, aleteos o carreras en el pecho.

Falta de energía o sensación de cansancio excesivo.

Mareos: Sentirse mareado o débil.

Molestias en el pecho: Dolor, presión o malestar en el pecho.

Dificultad para respirar: tener dificultad para respirar durante las actividades normales e incluso en reposo.

Si bien las personas que ya tienen problemas cardíacos tienen más probabilidades de experimentar el síndrome del corazón en vacaciones, no están solos. Incluso las personas sin problemas cardíacos pueden notar latidos cardíacos rápidos o saltos después de beber demasiado alcohol. Eso normalmente no es motivo de preocupación.

Pero todos deben ser conscientes de los peligros y vigilar la ingesta de alimentos para evitar estos síntomas.

Cómo evitar el síndrome del corazón de vacaciones

Evitar el síndrome del corazón festivo no es tan difícil, incluso si desea participar en todas las excelentes comidas y bebidas que esta época del año tiene para ofrecer. La clave a tener en cuenta es planificar con anticipación y tomar todo con moderación.

Tener un plan de juego

Es importante planificar con anticipación cuando se asiste a una fiesta, agrega la Dra. Cho. No tienes que evitar los alimentos ricos por completo. Sin embargo, ella enfatiza que ser consciente de lo que está comiendo y cuánto está comiendo puede ser de gran ayuda para mantenerse en el buen camino.

“A menudo, la gente piensa: ‘Dios mío, no puedo tener nada’”, afirma la cardióloga. “No, puedes tener todo lo que quieras, excepto que debes tenerlo con moderación y ser consciente de lo que estás comiendo”.

La especialista recomienda tener un desayuno y un almuerzo más pequeños si sabes que vas a tener una gran cena esa noche. Otro enfoque es comer antes de ir a una función festiva, para no caer en la tentación de exagerar. Y si desea un postre (porque la tía Mary hace el mejor tronco de Navidad de pan de jengibre), solo tome una porción más pequeña.

Evita el exceso                          

En la fiesta, tenga cuidado con los alimentos con mucha crema, azúcar o sal. Además, la Dra. Cho desaconseja beber alcohol en exceso. Está bien tomar un cóctel, dice, pero disfrútelo lentamente, durante toda la noche en lugar de beber en exceso.

Mantenerse activo

Lo que hace fuera de las cenas y fiestas navideñas es tan importante como lo que come y bebe en ellas. Mantener una rutina de ejercicio regular lo mantiene saludable, reduce el estrés y quema calorías. Al mantener su cuerpo saludable antes de la temporada navideña, reduce las probabilidades de problemas cardíacos a largo plazo.

Relax

Las vacaciones pueden ser una época del año extremadamente ocupada y estresante. Reserve algo de tiempo para descansar y aliviar el estrés; eso también puede marcar una gran diferencia en la salud del corazón.

Consideraciones después de la fiesta

También es importante estar atento después de una noche de placer festivo, resalta la Dra. Cho. El uso de un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (NSAID, por sus siglas en inglés) como Motrin®, Aleve® o Advil® para aliviar los síntomas de la resaca puede generar aún más estrés en el corazón.

“También tienden a aumentar la presión arterial”, afirma la Dra. Cho. “Entonces, si aumentan la presión arterial, algunas personas terminan teniendo insuficiencia cardíaca porque es como un círculo vicioso. Por lo tanto, es realmente importante observar lo que come y hace”.

¿Cuándo debes ir al médico?

Primero, asegúrese de estar actualizado sobre su propio estado de salud. Visite a su médico para chequeos regulares y asegúrese de que está tratando adecuadamente cualquier problema cardíaco que pueda tener.

Si tiene un certificado de buena salud y no ha experimentado ese latido cardíaco irregular, la condición debería resolverse por sí sola. Si los problemas, como dificultad para respirar y mareos, persisten, comuníquese con su proveedor de atención médica.

Si ya tiene enfermedades o riesgos cardíacos, la cardióloga recomienda estar al tanto de su dieta mientras vigila de cerca su peso y presión arterial durante las vacaciones. Si los síntomas o los números son preocupantes, dice que es mejor comunicarse con su médico.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.